19.9.10

Ejercicio La Controversia de Valladolid. Pregunta 5

  • ¿Qué aporta esta obra a la reflexión coyuntural en torno del Bicentenario en México?

7 comentarios:

Rosana dijo...

Dado que en ella se plantea uno de los principales problemas de la gestación del pueblo mexicano —la lucha entre nuestra parte indígena y nuestra parte hispánica—, considero que se nos presenta la oportunidad de reflexionar sobre la importancia que ambas tienen en la construcción de nuestra identidad, punto crucial cuando de celebrar nuestros "doscientos años de vida" se trata.

martin breeg dijo...

Habla sobre la identidad de hispanoamérica. La obra ofrece una perspectiva de quiénes somos y considero que da lugar a la reflexión de si este país es realmente independiente; sabemos que la situación del indígena en México sigue siendo adversa y que en realidad la independencia no fue más una segregación que una liberación.

En este centenario podemos señalar que no ha habido la tan necesaria "formación de un espíritu nuevo", sino que el cambio ha sido puramente institucional. Seguimos siendo vencidos, de nosotros depende que esto continúe.

-Martín Peralta

Georgina Heredia dijo...

Aporta el recordarnos que nuestro país se hizo independiente desde el punto de vista de él mismo, es decir, como un país de características propias e irrepetibles, con tradiciones propias, incluso una religión prehispánica que no tuvo nada que ver con Europa.

Carmen Fuentes dijo...

1. Aporta la reflexión a la identidad mexicana y latinoamericana: hijos de estas tierras, con padres de otras. Aporta el pensarnos hoy, al menos en el centro y sur del país, como mestizos (en casi la totalidad de cualidades), seres humanos constituidos de dos culturas altamente diferentes.
2. Aporta el pensar el giro que dio el Nuevo Mundo al pensamiento europeo del siglo XVI; en la obra, al pensamiento hispánico dentro de su cobijo escalcitrantemente teológico-cerrado. Sobre esa base se fue construyendo un virreinato que hizo explosión a los criollos y generaron la lucha de Independencia, para salir de esos lazos cerrados-opresivos-monárquicos.

Diana Deyanir López dijo...

Plantea el problema de la identidad de los pueblos latinoamericanos, específicamente una reflexión sobre la situación de los pueblos indígenas. Es innegable la herencia indígena del pueblo mexicano, ahora independiente, el cual debe tener en cuenta las raíces e influjos que convergieron y lo han nutrido durante 200 años. Queda ver si podemos valernos de estas raíces para producir mejores resultados y cambios en la sociedad.

Karen Díaz dijo...

Existen dos posturas en torno a los festejos del Bicentenario, por un lado los que opinan que sì existe algo digno de celebrarse, y por otro lado los que opinan lo contario: no hay nada que celebrar. La aportación de la obra a esta disyuntiva son otros grandes cuestionamientos: ¿nos identificamos lo mexicanos con nuestra nacionalidad? o aún más allá ¿tenemos alguna identidad como nación los mexicanos? En la medida en que podamos responder esas dos últimas preguntas podremos acercarnos más a una respuesta adecuada para saber si existe algo que celebrar en el Bicentenario de México. La obra nos invita a tomar conciencia y reflexionar sobre ello. En el guión se nos propone entre líneas la siguiente pregunta, quién ha decido y quién decidirá cuál es la identidad que debe tomar nuestro país.

Paulina Del Collado dijo...

Es un importante recordatorio de lo que somos. Por un lado, somos ese español que defiende los dogmas del cristianismo porque está convencido de la validez de su misión; por otro, somos esa familia de indígenas arrinconados, llenos de temor porque no podemos entender las cosas. Hace unos días celebramos el aniversario de la Independencia pero tendemos a olvidar fácilmente lo que se fue en la misma, ¿qué pasó para que ésta pudiera darse? ¿a quién le perteneció el movimiento independentista? Tal vez a todos, tal vez a unos cuantos. Me parece increíble lo que rescata Martín, si los indígenas contribuyeron a que México se constituyera como República independiente ¿por qué el día de hoy muchos grupos viven marginados del imaginario mexicano?