19.9.10

Ejercicio La Controversia de Valladolid. Pregunta 3

  • ¿Qué papel juega el pensamiento cristiano en este conflicto? Es decir ¿cómo juega su papel? Partamos de la idea de que no se trata de una instancia mediadora, sino....

10 comentarios:

Rosana dijo...

El debate se da entre Fray Bartolomé de las Casas, defensor de los indios, y Juan Ginés de Sepúlveda, defensor del derecho de los españoles sobre los indios; aunque opuestas, sus opiniones son, después de todo, las de dos hombres cristianos, quienes dan por hecho que su religión es la verdadera y, por lo tanto, la única capaz de juzgar el asunto que los ocupa y, con ayuda del Dios verdadero, llegar a la correcta conclusión.

martin breeg dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
martin breeg dijo...

El hombre peninsular tenía una visión providencialista de sus actos; al ser portavoces de la "doctrina verdadera" debían estar también determinados a salvar el alma de los indígenas, en caso de que éstos fuesen humanos.

La obligación de la religión cristiana era evangelizar a los naturales en nombre de la Caridad; en este sentido, la Iglesia debía llevar a cabo, imperiosamente, una conquista espiritual.

-Martín Peralta

Diana Deyanira López dijo...

Considero que el pensamiento cristiano, de hecho, no es instancia mediadora sino el punto de partida para nutrir el debate. Ambas posturas, tanto la de Fray Bartolomé como Ginés de Sepúlveda utilizan argumentos religiosos para justificar su punto de vista. Tal como mencionó Martín, uno de los aspectos más relevantes del pensamiento cristiano en la obra es precisamente esa visión providencialista adoptada por España en tiempos de la conquista. La mayoría de sus acciones serían determinadas (o justificadas) en función de la misión "evangelizadora" que tenían con el mundo.

karen dìaz dijo...

...de una búsqueda de la verdad. La verdad es el objetivo que, tanto Sepùlveda como Fray Bartolomè, buscan. Se ha corrido el riesgo de haber masacrado almas sin siquiera reflexionar sobre si èstas pudieron ser salvas o simplemente no eran un ser humano igual al europeo, por lo tanto como bestias, los indios, estaban sujetos a hombres superiores, los españoles. Las Casas usa el argumento de que el mayor sacrificio humano fue precisamente el hecho por Cristo en la cruz, de esta manera, los indios no erraban en el hecho de sacrificar sino en el objeto de su culto. El fraile constantemente hace alegorìas a la forma en que las creencias de estos se asemejaban al cristianismo mientras que las costumbres españolas reflejaban acciones contrarias a la doctrina. Es curioso que muchas de las afirmaciones hechas por Ginès se basen en el pensamiento aristotèlico siendo èste contrario en varios puntos al cristiano, lo que demuestra que aquèl hombre de letras buscaba un fundamento que esclareciera de manera filosófica sus argumentos. Y, entonces ¿es realmente la doctrina cristiana lo que impera en los actos españoles?

Karen Díaz G. G.

Georgina Heredia dijo...

El papel del cristianismo es tan fundamental que me atrevería a decir que si no estuviera en juego ni siquiera la conquista hubiera sucedido. La forma en la que lo juega es por medio de ser la fuente de la que parten todas las ideas, argumentos y motivaciones de los hombres detrás de las palabras en la obra. Es el eje gracias al cual todo tiene cabida, justificación y, sobre todo, presencia.

Paulina Del Collado dijo...

3. Es el lente desde el que se analiza todo el conflicto. Como ya bien señaló Diana, basta con darnos cuenta que los dos contendientes, Fray Bartolomé y Ginés de Sepúlveda, parten de una misma base ideológica: el cristianismo. Durante el debate ambos se apoyan en los dogmas del catolicismo, que muestra su amplia capacidad de interpretación, para favorecer sus argumentos. Todavía más interesante, es el hecho de que sin la religión católica y la misión que asume el Imperio Español como gran defensora de la fe cristiana, los españoles habrían carecido de un pretexto "piadoso" para efectuar la Conquista. En un momento donde España ganaba enemigos aceleradamente y era atacada con la famosa leyenda negra, era de esperarse que los dirigentes de la iglesia en España quisieran tomar cartas en el asunto. Lo irónico es la resolución a la que se llega (tanto históricamente como en la obra) a la elaboración de las Leyes de las Indias que, en efecto, amparaban a los nativos del nuevo mundo sólo para esclavizar a los africanos.

Carmen Fuentes dijo...

En mi opinión y visión actual, el pensamiento cristiano es atroz, destructor, mortífero, nulificador, altamente intolerante, cae en una visión unívoca y absoluta, su decir es LA VERDAD, la única.
El representante de “la razón”, Sepúlveda bajo los escritos de Aristóteles, se dice en la obra, hace señalamientos francamente intolerables y absolutos, como “el cristianismo está llamado a hacer de TODOS los seres humanos del planeta los siervos de Dios”, justificación para que a los indios del Nuevo Mundo se les domine-subordine con violencia como esclavos (masacres, exterminios denunciados por Las Casas).
Otro ejemplo es cuando el Legado del Papa hace precisar a Sepúlveda: “Nosotros los españoles somos los hombres con alma de primer nivel, quizá los naturales sean hombres y entonces serán hombres de menor condición” o ya casi al final cuando el propio Legado dice que “los habitantes del África son animales, son negros, sin condición humana”.
Estas ideas además de excluyentes son racistas y de alguna manera también clasistas acorde con la cultura hispana de mediados del siglo XVI que estaba fuertemente estamentarizada.

Itzel dijo...

El pensamiento cristiano, como ya dijeron mis compañeros, es el punto de partida de ambas argumentaciones y tiene que ver con la actitud partenalista que adopta la monarquía española hacia los naturales; por otro lado sabemos que bajo el manto cristiano España encubrió muchas de sus guerras. Lo que me parece muy importante de este punto es que el debate que se hace en torno a si se debe ver al cristianismo como un derecho o una obligación.

Itzel Cisneros.

Anónimo dijo...

No creo que sea sólo desde tiempos de la conquista cuando España se ve de una manera providencialista, por que desde antes fue de las primeras naciones católicas, más bien creían que al ser "no conversos"eran más salvajes los indios, por un lado pero por el otro tenemos la visión bíblica de que todos los hombres son semejantes a dios, así que. como se ve es fácil la confusión y los dos desde el punto de vista religioso tenían ciertas bases para defender su ideología, así que mediadora la religiosidad, no era, como no lo es ahora, por desgracia un pequeño ejemplo es que hasta la biblia se puede emplear para defender posturas opuestas.
Sara Ochoa Garduño.